logoanalpuente
simbolo-ana
lolamasmarigrandeg1 lolamasmarigrandeg2 lolamasmarigrandeg3

retratos

lolamasmarigrandeg1 lolamasmarigrandeg2 lolamasmarigrandeg3
 

Sucedió un día de mayo de 2013 cuando el último ataque vampiro del Ministerio de Hacienda me hizo ser consciente de mi destino: jamás iba a vivir en un chalé de El Viso. Inspirada por una nueva e intensa crisis de mediocridad, comencé a sospechar de mi condición de ser anodino. Después, sentí que iba a ser de inmediato poseida. Y efectivamente, La Lola despertó. Ella, desde mi cabeza, tenía todo previsto: primero me anularía la voluntad aprovechando el déficit de autoestima y en la segunda parte del plan -la parte realmente perturbadora - me obligaría a retratar a Lola Flores en una especie de homenaje mitómano. Después, sin dudarlo, utilizó mi formación periodística con el fin de exprimir al límite ese denso poso de saber universitario adquirido durante años para hacer lo único que me capacita mi licenciatura en ciencias de la información: romper revistas a trocitos. La Lola fue muy hábil y esgrimió como argumento la necesidad de restablecer mi equilibrio mental mediante la búsqueda de referentes: mujeres magnéticas, fuertes, carismáticas. Sin alternativa, comencé a trabajar en la clonación de diosas del folclore y de la copla española mediante una construcción mecánica, fiel, constante y compulsiva. Pero me gustó y se me fue de las manos, como casi todo.

Frivolizar sobre el sentido de la vida se convirtió así en la única estrategia posible para poder afrontarla. Esta es la razón por la que trabajo desde entonces en "Mujeres de ojos brillantes" un proyecto de retratos realistas en collage de las folclóricas españolas convertidas en mito. Como no podía ser de otra manera, la materia prima que sustituye a la pintura es el papel reciclado de revistas viejas porque construyo mi realidad con lo que me es dado, andrajos infinitos de desinformación pagada, pedazos contemporáneos de la decadencia de esta nuestra España.

No se lo que soy pero he trabajado durante 19 años como diseñadora gráfica, ilustradora y Directora de Arte, aunque esa es otra historia. Me llamo Ana y esta es mi terapia, una decisión consciente de sobrevivir ignorando la(s) crisis junto a mis "alter ego": Marimal y La Lola... ¿quién ha dicho que frivolizar no es serio?

 
 

Mujeres de ojos brillantes

 

 

ellas-son-yo

 

 
marimal 





Muy lejos en el tiempo y en el espacio nacieron Marimal y la Lola, criaturas imaginarias que desde entonces duermen en mi cabeza. Cuando quieren ser famosas se despiertan y me poseen: ellas, sin duda, también vivieron su infancia con los jerséis metidos por las bragas. Ellas son yo. 




lalola
 

yo-y-mi-cv
 
Nací en Teruel en 1970, estudié Periodismo en el CEU San Pablo de Valencia, me licencié en 1994 y hoy en día incluso soy capaz de utilizar correctamente un tiempo verbal de subjuntivo. La congoja vocacional conspiraba contra mi y me susurraba pestilencias periolísticas así que en el 95 decidí hacer un Máster de 700 horas en Publicidad y Artes Gráficas en la Universidad Politécnica de Valencia para conseguir despertar del trance báquico de cinco largos e inquietantes años universitarios. Desde entonces, mi trayectoria profesional se desvió definitivamente hacia el diseño gráfico y podría resumirla en dos años en el Departamento de maquetación de Super Deporte (Valencia 1995-1997) y en diecisiete años de Dirección de Arte (quince en Communico-Equilibristas y dos en Infortelecom Madrid). Por varias extrañas razones que afortunadamente he olvidado y un refugio desmedido en la procrastinación, mi exhibicionismo artístico se reduce a dos exposiciones colectivas en el Centro Cultural Ibercaja de Teruel: "Rarum" en el 2004  y "Q4. Don Quijote" en 2005. No obstante, si estoy en fase maníaca de hiperactividad mental con delirios de grandeza, me gusta inyectar excitación a mi existencia gregaria ganando concursos. A veces. Bueno una vez gané: en 2002 me hice con el primer premio del concurso de carteles anunciadores de las Fiestas del Ángel de Teruel. Creo que me gustó.


Si realmente tienes curiosidad por conocer alguno de mis antiguos trabajos dediseño grafico e ilustración  pero no puedes explicar por qué,  clica aquí.

   

 
por-encargo


 






Realizo retratos-collage por encargo ya que mi realidad me obliga a ser portadora de inexplicables fuerzas históricas tipo "jopelas, me van a cortar el agua".

Puedes colaborar con la causa por narcisismo puro o por imperativo categórico:

   

virgen-en-globo
retratate
 
contacto
 
Ana Alpuente
email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Teléfono: +34 675262689

Formulario de contacto

Email:
Asunto:
Mensaje:
Escribe en número el resultado de 2+2:
 
lola-flores

Lola Flores. 90 x 65 cm, collage sobre lienzo

×
sara-montiel

Sara Montiel. 80 x 80 cm, collage sobre tabla

×
estrellita-castro-collage-t

Estrellita Castro. 73 x 92 cm, collage sobre tabla

×
marife-de-triana

Marifé de Triana

81 x 100 cm

collage sobre tabla

×

Rocío Jurado

rocio-jurado

Rocío Jurado. 100 x 81 cm, collage sobre tabla

×
conchita-piquer

Conchita Piquer. 92 x 73 cm, collage sobre tabla

×

Marimal

marimal

Marimal era una niña premenstruante. Era pequeña, diferente y lista. Un día sufrió una crisis de mediocridad y sintió que su cerebro se deshacía como una aspirina efervescente, como el sentido común en una iglesia.

"Ciudad fantasma, patio de porteras, quiero volar muy lejos de tí".

Y Marimal saltó.
Saltó porque buscaba respuestas a preguntas que todavía no había encontrado.
Saltó para alcanzar la redención de su propio yo.

Saltó para reinventarse en un ser con una existencia más obvia.
Saltó gritando: "¿Adónde está el Camino?

Pero Marimal -Hija de la Luna, Princesa de la Noche- el Camino... ¿hacia adónde?

Era la Noche de San Juan, el 24 de junio de 2004 y el fin fue su principio

Exposición "Rarum" Centro Cultural Ibercaja - Cámara de Comercio. Teruel, junio de 2004

×

La Lola

la lola

Nací en una familia conservadora, de profunda tendencia reaccionaria pero me vi obligada a abandonar la tradición familiar por una traumática recuperación de neuronas. No obstante, vivía una existencia cataléptica, aletargada, casi vegetante.

Un día, la estupidez humana -fuente inagotable de inspiración- me dió la clave: después de analizar el último discurso de Bush, decidí acabar con mi anestesia emocional y me eché al monte en busca de la esquizofrenia.

En mi marcada obsesión por alcanzar mi quimera, me busqué en mis orígenes, conjuré a los elementos, invoqué a las brujas y encendí una hoguera: necesitaba la magia, el embrujo, la fuerza de la luna llena.

Conseguí metamorfosearme en una folclórica psicótica. El viento me recitaba palabras mágicas, reveladoras de una grave enfermedad mental y cuando amanecía, todos mis sueños frustrados se transformaban en cuadros hipomaníacos dominados por el delirio. "Transtorno bipolar" susurraban las estrellas.

Y aunque a veces llora la otra, -la otra que no soy yo- todavía me sigo sintiendo impetuosa y enérgica, tarada y feliz, quijotesca y absurda.

Exposición "Q4, Factor de Rejuveneciimiento" Centro Cultural Ibercaja - Cámara de Comercio. Teruel , junio 2005

×