Todo negro

Llevo ya varios días con querencia al negro -estoy hablando del color, no de un varón de raza negra- en ropa, canciones, paranoias o comida. Y me he dado cuenta de esto precisamente al ver mis últimas publicaciones en Instagram mientras engullía espirales de regaliz negro. Para rematar, Don Joaquín ayer me hizo un regalito con mucho negro que acaba de corroborar mi teoría, aunque ya no sé si es una teoría o una conspiración porque esto de verlo todo negro empieza a no ser ni medio normal:

Me rechifla y me fascina pero a la vez me da una angustia terrible verme vieja y me hace cagarme en la fugacidad de la vida pasando por el carpe diem que nunca puse en práctica y en el Tena Lady que voy a tener que comprar. Don Joaquín, maldito loco, gracias por regalarme tu magia, aquí viene cuando digo que te adoro, como adoro la cerveza y como adoro mis sueños negros

A ver, que parece que estoy a puntito de hacer un comentario de texto o divagar sobre el memento mori pero acabo de tener un flashback curioso y voy a aprovechar para dar un giro dramático a esto que me está quedando para sobredosis de Diazepam. Te cuento, en estos momento estoy viajando en el tiempo y recordando cosas que creía cuando era pequeña:

  • Me daban asco los pasteles de cabello de ángel porque creía que se hacían con pelos de verdad.
  • No quería llegar a vieja para no tener que llevar dentadura postiza. Estaba completamente segura de que las hacían con dientes de personas muertas.
  • Tenía la certeza de que te quedabas embarazada en el mismo momento que dabas un beso con lengua. Supongo que son los daños mentales digo colaterales de ir a un cole de pseudo monjas.
  • Como era una niña gigante y le sacaba una cabeza y media a todas las criaturas de mi clase, tenía miedo de no parar de crecer nunca y alcanzar los dos metros y medio de estatura. También pensaba que si esto llegaba a pasar tendría que reunir el valor suficiente para suicidarme. Estaba todo planeado: mezclaría Petazetas y Coca Cola.
  • Siempre tenía hambre y me sentía muy desgraciada porque me moría por probar los panecillos que Heidi llevaba a la abuelita de Pedro pero que nunca vi en la vida real. Un día mi madre consiguió encontrar uno (pan de Viena) pero fue terrible, monté un drama. No podía parar de llorar porque no era el mismo panecillo: ni tenía la misma apariencia que en los dibujos ni tampoco el sabor que yo había imaginado.
  • Cuando comulgaba, me sentía caníbal porque el cura decía que estaba comiendo el cuerpo de Cristo y yo me lo creía y me daba ansiedad ir a misa porque pensaba que en cualquier momento iba a sentir el sabor de la sangre y la carne cruda en la boca.
  • Creía firmemente que si contratabas un seguro de vida no te podías morir.
  • Cada vez que rezaba el padrenuestro yo me preguntaba por qué coño Dios nos tenía que librar del mar. Mucho mas tarde ya me enteré que lo que decía era “líbranos del mal” y que nunca lo había dicho bien.
  • Pensaba que la mamá de Marco se llamaba Manoli porque se parecía muchísimo a la hermana de mi vecina que se llamaba así.
  • También sospechaba que yo tenía un retraso mental pero que todo el mundo fingía que era normal para que no me sintiera mal. Lo pensé hasta los 13 años. Bueno, todavía lo pienso.

Por cierto, acabo de leer un twit de Xavi Ey (@xblauman en twitter) que viene que ni pintado de negro: “De pequeño cuando me decían “los payasos de la tele” sabía qué programa era. Ahora me pierdo”

Y precisamente ahora, mientras me trago dos pastis de valeriana con una tila triple, releo todas estas cosas maravillosamente absurdas que pensaba de niña y sólo puedo confirmar que se veía venir mi tendencia al drama. Y al negro.

Tengo un mechero y una disfunción

El color negro

El color negro es la ausencia de luz, es la percepción visual de máxima oscuridad. El negro es, en teoría,la mezcla de los tres colores primarios en la síntesis sustractiva: cyan + magenta + amarillo y bla bla bla bla…

Nos han enseñado que el color negro representa la tristeza, la muerte y el mal. Sin embargo la psicología del color asocia el negro con la elegancia, el misterio, la sensualidad y el poder. La historia del color negro nos recuerda que fueron los primeros religiosos cristianos los que lo utilizaron como su “uniforme” y Google dice que existen aproximadamente unos 50 tonos de este color.

Más cositas: La historia del color negro en el catolicismo puede remontarse a la primeras órdenes cristianas y la explicación es que los primeros hábitos de los religiosos eran de color gris y pardo, colores neutros ligados a la humildad. Pero a lo largo de la historia, el color negro en sus diferentes tonalidades siempre ha tenido connotaciones negativas: luto, dolor, melancolía, desesperanza. Anda, mira, acabo de leer lo siguiente: “No se recomienda utilizar el color negro en decoración de interiores, desanima y baja el ánimo” . Genial, aprovecho para meter la foto de mi cocina

Cocina Negra Blog

Yo: “No soporto el postureo. Voy a hacerme una foto espontánea y natural fregando los platos en bata”. Intento 7458 de la foto espontánea y natural

El significado del color negro, varía en función de cada cultura. Mientras en Occidente el negro es sinónimo de tristeza, en África y en el antiguo Egipto, el color negro simbolizaba la fertilidad. De una forma análoga, en Japón se asocia con lo femenino.

El negro también se relaciona directamente con la magia negra, con la religión y con las ciencias ocultas. Una vez más el negro es misterio, es lo desconocido, es poder, es la puerta a otra realidad.Se dice que la famosa piedra ubicada dentro de la Kaaba, en La Meca, se puso negra por los pecados cometidos por los hombres. Y como curiosidad, el color negro fijó su uso en la religión católica gracias a la Inquisición española y a Carlos I. La intensa actividad del Santo Oficio se tiñe de negro para convertirse en el terror de los herejes. En el nombre de Dios, cuánta oscuridad…

El negro en la moda

Sin embargo, cuando se trata de ropa, es el color más elegantes y seductor para vestir con elegancia y el elegido en ocasiones relevantes. La ropa negra y los complementos otorgan un aspecto riguroso y conservador al mismo tiempo que transmiten poder y autoridad a quien lo viste. Estamos ante un lenguaje no escrito: se da por hecho que los que visten de negro, son individuos de gran personalidad que emanan un aire misterioso y dominante.

Coco Chanel con la creación del icónico Little Black Dress fue la responsable de otorgarle al vestido negro el poder de la elegancia, la seducción y la fuerza del universo femenino

Pero el negro en la moda también es símbolo de rebeldes. El punk el y rock, como movimientos contraculturales vinculados a outsiders en la cultura popular, se apropiaron del color negro en su vestimenta para transmitir una imagen transgresora, inconformista y agresiva.

Recordemos que el color negro es ausencia de luz y como tal, oculta y borra. Dicen que es el color de las personas tímidas que quieren pasar desapercibidas porque crea un muro que las aisla y protege del resto del mundo. Vestir de negro esconde tu vulnerabilidad, invisibiliza inseguridades y empodera.

Elegante, simple y fácil de combinar, el color negro es el más popular en la industria de la moda pero los que tenemos el alma negra también guardamos tres secretos para aprovechar la fuerza que nos otorga este color

1- El Total Black es total black siempre. No incluyas complementos de otro color ni limites su uso a eventos estrictamente formales
2- Mezcla estilos y texturas. juega, combina, innova, diviértete. Y por supuesto, ama las prendas negras desgastadas, te van a dar poder.
3- Estudia la posibilidad de limitar la combinaciones de calaveras + negro. Las calaveras son más divertidas y menos obvias si las mezclas con colores vivos o flúor, crea contraste a menos que quieras parecer un cuadro vanitas andante.

Y no tengo nada más que añadir

Vanitas1
Vanitas con putto
Vanitas2
Vanitas de Edwaert Collier