Boho chic sostenible

Si existe algo cierto en esta vida es que hay que abusar de los contrastes para no morir de aburrimiento. Reir en un funeral, bañarse en el mar vestido, comer chorizo con Nutella o cantarle al oido a tu crush “Yo tengo un gozo en el alma” (¡Grande! gozo en el alma ¡Grande! gozo en el alma y en mi ser, aleluya gloria a Dios) para ponerle banda sonora al momento erótico de la noche. Pues con la ropa, lo mismo: contrasta y vencerás. Un día de gilipollez emocional muy incapacitante, me inventé la octava ley universal y escucha bien, juro que es infalible: A pantalón corto, lo demás largo: blusa de manga larga, botas altas y pelo suelto. Un poco de vidilla, por favor te lo pido.

Ana Alpuente Apoyada Okblog
La ropa de segunda mano aporta un estilo único

Nunca pensé que funcionaría tan bien este outfit de Vintalogy. Me gusta demasiado combinar estampados sin control y encima soy adicta a los colores estridentes pero en este caso apostaba por dos prendas lisas (shorts y blusa) con colores neutros. “Demasiado fácil” -pensé-“me temo que no va a tener ninguna gracia”. Pero la tuvo, vaya que sí.

He aquí todas las fotos de este outfit sostenible, prendas de segunda mano para apostar por una estética atemporal boho chic

Andando Ana Alpuente
Colores neutros y contrastes: shorts VS botas y manga larga
Culo Ana Alpuente
Shorts de Diesel (segunda mano) de Vintalogy
Borrosa Ana Alpuente
Chaleco con incrustaciones y remaches metálicos de Vintalogy
Bodegas El Mano 2
Segunda oportunidad a esta maravilla de botas cowboy de Vintalogy
Banquetas Ventana Ana Alpuente
Me declaro incondicional . Que sí, que me quedo a vivir en Bodegas El Maño.
Ana Alpuente Bolso1
Outfit atemporal y sostenible al 100%
Bolso Ana Alpuente
Bolsito boho second hand y artesano para darle el toque boho
Rosa. Bodegas El Mano
Este establecimiento de Bodegas El Maño se inauguró en 1927. Fue renovado en los años 50
Selfieana Alpuente
Un poco de sol , por favor

Outfit completo de Vintalogy, moda vintage

Apostando por las prendas sostenibles

La ropa sostenible está convirtiéndose en una alternativa racional a la moda convencional y va ganado puestos día a día. Cuando adquieres una prenda sostenible estás cuidando el medioambiente, respetando los derechos laborales de los trabajadores en la industria textil, liberando al planeta de vertidos tóxicos y apostando por un estilo de vida saludable. No me canso de repetirlo, debemos concienciarnos de que tenemos el poder, un gran poder sobre la industria de la moda. Con nuestros hábitos sostenibles y decisiones de compra podemos cambiar el mundo. Apostar por las prendas sostenibles contribuye a detener la contaminación y estabilizar el planeta.

La industria textil y la fabricación de prendas son las causantes de un grave problema medioambiental que hace que el sector de la moda sea segundo más contaminante del planeta tanto por las emisiones de gases de efecto invernadero (el 8% mundial) como la contaminación por vertidos y microplásticos en el océano y las vulneraciones de los derechos humanos que se ocasionan en una gran parte de las fábricas textiles. El impacto de la fabricación de ropa en el medioambiente y en las sociedades de los países donde se producen las prendas que consumimos, está impulsando el replanteamiento del sector de la moda y la consecuente búsqueda de alternativas saludables: La moda sostenible es tendencia.

La moda sostenible ayuda a salvar el planeta y hace que la fabricación de prendas textiles sea compatible con el cuidado y la conservación del medioambiente y de las personas. En este sentido, la moda ética y el ecoconsumo están íntimamente relacionados con la moda sostenible ya que forman parte de ella

¿Qué es la moda sostenible?

La moda sostenible o slow fashion tiene como misión concienciar a los consumidores de que se pueden fabricar prendas de vestir sin vulnerar la sostenibilidad ambiental y social. Esto significa que todo su proceso de producción, desde la materia prima (obligariamente natural u orgánica o también reciclada) hasta la fabricación y distribución, debe respetar al medio ambiente. El cuidado de las personas también es fundamental las prendas sostenibles son sinónimo de justicia social y reducción de la pobreza en el mundo ya que en la cadena de producción se cuidan las condiciones de los trabajadores y se lucha contra la explotación laboral.

Es absolutamente necesaria una transformación del negocio textil. Por este motivo, nuestros hábitos de consumo pueden cambiar el mundo. Simplemente comprando una camiseta orgánica, una falda de segunda mano o dejando de comprar la gran cantidad de prendas que habitualmente adquirimos al año, podemos reducir el impacto de la fast fashion en el entorno y la sociedad y apoyar el cuidado del planeta y de las personas. Este es el objetivo de la moda sostenible, corregir y modificar nuestro consumo de ropa con el fin de apoyarlas prácticas correctas y los criterios de sostenibilidad en su diseño, fabricación y distribución.

Sostenibilidad y ropa de segunda mano

La ropa más sostenible es la que ya está fabricada por eso no hay nada más ecológico que comprar en tiendas de ropa de segunda mano. Comprar prendas de segunda mano respeta el medio ambiente y libera al planeta de contaminación medioambiental además de mantener una economía social y ser una alternativa sostenible imprescindible y el mejor ejemplo de economía circular. Por favor desterremos la idea de que comprar prendas usada o de segunda mano es cutre. Dar una segunda vida a la ropa es necesario, es inteligente, es chic y además es tendencia y si no, que se lo digan a Sarah Jessica Parker: comprar en tiendas vintage es una de sus pasiones y con motivo del lanzamiento de HBO en España en 2016, visitó las tiendas vintage de Malasaña en Madrid, donde compró un precioso vestido negro de los años 50. Para los curiosos añadiré que el vestido costó 55 euros y fue adquirido en la tienda vintage Williamsburg.

Principios de la moda sostenible

La moda sostenible se encuentra íntimamente ligada al comercio justo y la moda ética. El comercio justo es un sistema comercial solidario y alternativo al convencional que tiene como prioridad el cuidado y respeto por los seres humanos y la sostenibilidad social, económica y medioambiental. Sus principales objetivos son dignificar el trabajo, luchar contra la pobreza y conseguir el desarrollo de los pueblos a través de condiciones laborales y salarios adecuados y respetando siempre el medio ambiente. El comercio justo genera una nueva forma de consumo y está teniendo un auge importante en la última década.

  • La moda sostenible crea conciencia de los cambios que puede sufrir la tierra y el agua a corto, mediano y largo plazo.
  • Los materiales utilizados en la confección de las prendas sostenibles siempre facilitarán su reciclaje
  • Las prendas sostenibles son prendas amigables que protegen los recursos naturales y reducen el impacto ecológico y la huella de carbono
  • La moda sostenible previene la contaminación de los entornos donde están ubicadas las fábricas textiles
  • Las condiciones laborales y los Derechos Humanos de los trabajadores del sector de la moda siempre serán respetados

Por último, la trazabilidad textil es esencial en la sostenibilidad de las prendas nuevas porque aporta transparencia y ofrece la posibilidad de rastrear el viaje y los orígenes de los productos con los que se fabrica la prenda en todo el proceso de producción, empezando por las materias primas y finalizando con el producto terminado en las tiendas. Su finalidad es prevenir cualquier abuso de las personas o del medio ambiente.

La ropa sostenible es saludable

La moda sostenible siempre resulta beneficiosa para nuestra salud. Las prendas que compramos derivadas de la producción en masa, podrían contener sustancias tóxicas que provocan problemas en la piel o reacciones alérgicas porque las marcas textiles para abaratar cosetes fabrican sus prendas en países con políticas más relajadas en cuanto a normativas y utilizan sustancias nocivas y componentes químicos que pueden ser altamente perjudiciales para la salud. Estos componentes son potencialmente dañinos y son los siguientes:

  • Metales pesados. Plomo, cromo, níquel. Son altamente tóxicos muy utilizados en accesorios como cinturones, zapatos y camisetas deportivas. También en tintes.
  • Ftalatos Aditivos principalmente utilizados en los plásticos. Afectan al sistema hormonal y reproductivo y están presentes en bodys de bebés, botas de agua, disfraces…
  • Azoicos y dispersantes. Son colorantes utilizados para tintes en ropa interior de adulto y pijamas infantiles. Pueden ser carcinogénicos o alergénicos
  • Dimetilfumarato. Es un conservante utilizado en Zapatos y accesorios para acabar con los microbios cuando hay humedad. Muy potente y alergizante ocasiona lesiones en la piel y en el sistema respiratorio
  • Nonilfenoles. Son jabones utilizados para tintar las telas y están presentes en la ropa interior. Tienen sustancias corrosivas para los ojos, la piel y los pulmones. puede ocasionar edema pulmonar
  • Formaldehído. Es una sustancia que se emplea para repeler manchas o evitar las arrugas, prevenir la aparición de hongosy está esente en los pijamas de los niños. Cancerígeno e irritante

Por el contrario, las prendas ecológicas, o “ecoprendas”, están elaboradas con materiales naturales u orgánicos libres de tóxicos y químicos peligrosos. Estos materiales son:

  • piel de pescado
  • algodón orgánico
  • ortigas
  • bambú
  • fibra celulósica
  • piel de pescado
  • algas

La moda sostenible es necesaria, únete.

1- Empieza organizando tu armario y reconciliándote con tu ropa, repara tus prendas estropeadas,crea nuevas combinaciones y estilismos a partir de viejas prendas. Fomenta tu creatividad y abre tu mente, los resultados son espectaculares

2- Reutilización de la ropa de segunda mano: intercambia con amigas, compra en tiendas vintage y plataformas de ropa usada.

3- Reduce el consumo de ropa nueva, sé consciente de la importancia de un consumo responsable. Si decides comprar prendas nuevas, recurre siempre a tejidos orgánicos.

Deja una respuesta