Comuna gipsy

Ya no quiero ser autónoma. Ayer me juré a mi misma vivir para erradicar sin piedad el maltrato a los autónomos españoles y hacer de ello un acto heróico. Me engorilé hasta la falta de riego y mi enajenación alcanzó unas cotas tan altas que en cuestión de segundos tuve una visión: fundaría un club para hermanarme, bajo juramento secreto de sangre y en noche de luna llena, con todos los autónomos rebeldes. Viviríamos felices, ya sin pagar la cuota de la seguridad social, en una comuna gipsy construída en el interior de árboles secos, muy boho chic, junto a un valle secreto del sureste de Cercedilla y nos reuniríamos de madrugada en antros clandestinos con el único fin de jurar venganza por ser las últimas mierdas de España. Venderíamos pulseras en Formentera sin IAE, sin factura y sin IVA. Y fumaríamos. Y beberíamos whisky, sin hielo y con avaricia hasta el amanecer para mantener viva la llama de la causa.

Falda de flores, chaleco de tartán, cinturón y botas cowboy de @tramsitovintage. Gargantilla de @hm. Pulsera de Marruecos
.
.

Canción Almost with you de The Church (Gracias @vanpixel)

Diseño, maqueto, edito, animo, redacto, conceptualizo y hago dibujitos. Tengo experiencia como Directora de Arte senior On/Off y también siendo mi propia secretaria de dirección y mi señora de la limpieza. No sé bailar ni hacer la pelota pero puedo parecer simpática con la gente si cobro por ello.

Sí, lo has adivinado: quiero abandonar mi condición de autónoma para entrar en el fascinante mundo de los asalariados. Jornada continua, por favó.

Falda de flores, chaleco de tartán, cinturón y botas cowboy de @tramsitovintage. Gargantilla de @hm. Pulsera de Marruecos. Papel de pared de @papelesdelos70 y banco de jardín de @maisonsdumonde_es

Me fascina decir “Socorro todo”

Falda y botas cowboy @tramsitovintage
.
.

Canción Soy la que sufre por tu amor de Las Grecas