Hago pompas de papel

Necesito dejar las alegorías para que mi nivel de carpe diem en la sangre se normalice, estoy un poco hasta el coño de la fugacidad de la vida. Sigo intensita de manual y hago pompas de papel. Una y otra vez. Mis pompas también vuelan. Y duran para siempre.

Estoy en una etapa complicada de mi vida en la que ya no soporto a los vampiros de tiempo y creo que necesito medicación para abstraerme de la gilipollez. Como alternativa al diazepam, he creado un tutorial para cortar conversaciones telefónicas de interlocutores cargantes.

Memoriza estas frases porque si te las dicen, es para que te calles:

1-“Sé que tienes una agenda muy complicada, te dejo trabajar” 
2-“Si acaso ya eso” 
3-“Uy! se me queman las empanadillas!!”
4-“En fin” + largo silencio incómodo
5- “Bueno… pues nada” + largo silencio incómodo .

Si llegado a este punto la escalada verborréica no cesa, es ineludible fingir que te quedas sin cobertura y colgar.
.
.
Pantalones de @zara, cazadora de @hm, bolso de @undergroundmodavintage

y la guinda al cóctel absurdo, mis pendientes inquietantes