Folclórica psicótica

ATAQUE DE LUNA LLENA

Hola. Me llamo Lola
Nací en una familia conservadora, de profunda tendencia reaccionaria pero me vi obligada a abandonar la tradición familiar por una traumática recuperación de neuronas. No obstante, vivía una existencia cataléptica,  aletargada, casi vegetante.
.
Un día, la estupidez humana -fuente inagotable de inspiración- me dió la clave: después de analizar el último discurso de Bush, decidí acabar con mi anestesia emocional y me eché al monte en busca de la esquizofrenia. En mi obsesión por alcanzar mi quimera, me busqué en mis orígenes, conjuré a los elementos, invoqué a las brujas y encendí una hoguera: necesitaba la magia, el embrujo, la fuerza de la luna llena.
.
Conseguí metamorfosearme en una folclórica psicótica. El viento me recitaba palabras mágicas, reveladoras de una grave enfermedad mental y cuando amanecía, todos mis sueños frustrados se transformaban en cuadros hipomaníacos dominados por el delirio. “Trastorno bipolar” susurraban las estrellas.
.
Y aunque a veces llora la otra, -la otra que no soy yo- todavía me sigo sintiendo impetuosa y enérgica, tarada y feliz, quijotesca y absurda.